Riñón trasplantado con éxito de cerdo a humano, el primero de su tipo en el mundo

Publicado en: la media :

Washington (AFP)

Si se confirma el éxito, ya podemos imaginar que algún día se podrían criar cerdos para proporcionar órganos (pulmones, corazones, etc.) a los humanos que los necesiten.

La operación se realizó en el Hospital Langone de la Universidad de Nueva York en Nueva York el 25 de septiembre, utilizando un riñón de cerdo que se había sometido a una modificación genética para que el cuerpo humano no rechazara el órgano.

El riñón no estaba implantado dentro de un cuerpo humano en el sentido estricto de la palabra, sino que estaba conectado a los vasos sanguíneos de un paciente con muerte cerebral cuya familia había autorizado el experimento, a nivel de la parte superior de su pierna.

Robert Montgomery, director del Instituto de Trasplantes Langone de la Universidad de Nueva York, dijo a la AFP que los riñones «funcionaron bien» durante los dos días y medio del experimento. «Hizo lo que se suponía que debía hacer … produjo orina».

Este trasplante ya se ha intentado en primates, pero no en humanos.

De hecho, el organismo humano contiene anticuerpos que atacan un tipo de azúcar presente de forma natural «en todas las células del cerdo», provocando un «rechazo inmediato» del órgano, explica Robert Montgomery.

Pero esta vez el animal fue modificado genéticamente para no producir este azúcar y no se observó «rechazo rápido del riñón».

Actualmente, hay más de 100,000 estadounidenses en lista de espera para un trasplante de órganos. 17 personas mueren todos los días mientras esperan una donación.

READ  La tasa de infección se remonta a más de 100 en Francia durante los dos primeros meses.

Algunos expertos recibieron la noticia con cautela, ya que los resultados detallados del estudio aún no se han publicado en una revista científica.

«No obstante, es un paso interesante en el camino hacia el uso de cerdos genéticamente modificados como fuente de órganos para trasplantes», comentó Alan Archibald, genetista de la Universidad de Edimburgo.

Los xenoinjertos, de animales a humanos, no son nada nuevo. Los médicos han intentado trasplantes de especies cruzadas desde al menos el siglo XVII, con los primeros experimentos centrados en primates.