El Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó la solicitud de vacunación de 672 bomberos franceses

El rechazo puede ser un hito. Tribunal Europeo de Derechos Humanos (CEDH) rechazó el martes la solicitud de 672 bomberos profesionales y voluntarios franceses contra la obligación de vacunar Covid-19 que se les impuso.
Según la ley del 5 de agosto de 2021La corte anunció el miércoles.

“La Corte sostuvo que estas solicitudes estaban fuera del alcance del artículo 39 de su reglamento” que permite que se obtengan bajo un procedimiento de emergencia cuando los demandantes se encuentran en “un riesgo real de daño irreparable”.

La primera sentencia europea sobre vacunación obligatoria

Los bomberos invocaron las disposiciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos relativas al “derecho a la vida” y “el derecho al respeto de la vida privada y familiar”. Exigieron al juzgado que “suspenda la obligación de vacunación” estipulada en la ley de 5 de agosto de 2021 relacionada con la gestión de crisis de salud, así como que suspenda “las disposiciones que estipulan la prohibición de ejercer su actividad” para quienes se encuentren entre ellos. Aquellos que “no cumplieron con la vacunación” además de “dejar de pagar su salario”.

La decisión de la Corte Europea de Derechos Humanos, que se tomó de constituir siete jueces, no “predice sus posteriores decisiones sobre la admisibilidad o el fondo de los casos involucrados”, como especifica la Corte.

En un comunicado de prensa en el que anunciaba su intención de presentar un caso ante el tribunal, descrito como “el jefe de policía de Europa”, el Sindicato de Bomberos de Sudán del Sur insistió a principios de agosto en el hecho de que “no estaba en contra de la vacunación” sino en contra de la vacunación. Un compromiso “muy mal recibido, incluso por agentes que ya han sido vacunados”. Este es el “primer fallo europeo sobre el cumplimiento de la vacuna contra # COVID19”, escribió en Twitter el abogado Nicholas Herveaux, especialista del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Sin embargo, el tribunal, con sede en Estrasburgo, ya se había pronunciado en un caso relacionado con la vacunación, el 8 de abril, por parte de padres checos que se negaron a vacunar a sus hijos contra enfermedades infantiles. La Corte consideró que esta obligación puede ser “necesaria en una sociedad democrática”. Este fallo, aunque no tenga nada que ver con la vacunación contra Covid-19, se considera un revés para las antivacunas.

READ  Se enumeran más de 200 programas, algunos espeluznantes